Ley del vacio

La vida es movimiento, cambio, renovación y evolución

La Ley del vacío rige el movimiento, el cambio, la renovación y evolución de las cosas. El vacío actúa como fuerza de atracción y crea espacios y abre caminos para que las cosas puedan evolucionar hacia lo que deben ser. Es algo así como lo que ocurre en la naturaleza, si la presión atmosférica fuera igual en todas partes, no habría movimiento de aire, no habría transporte de las nubes, no habría lluvias, y, en consecuencia, no existiría la vida. Las bajas presiones crean una especie de vacío que atrae el aire de las zonas de alta presión, dando origen a numerosos fenómenos atmosféricos.

Esta idea podemos aplicarla en todos los aspectos de la vida. El hambre es una especie de vacío que pide ser llenado. El cansancio es una especie de vacío que necesita ser reparado. La necesidad de afecto es un vacío que necesita ser llenado con amor y amistad. La ignorancia, la pobreza, el temor, la culpa, la tristeza, la frustración, el remordimiento, etc. Son una especie de vacíos que piden solución.

Si no hubiera diferencias de ideas, todos pensaríamos lo mismo, no habría movimiento intelectual, ni creatividad, ni progreso. La diferencia de ideas y de intereses pone en acción la Ley del Vacío con el fin de encontrar el equilibrio. Pero, como hemos indicado, la evolución no se detiene, por lo que, a cada vacío le sucede otro vacío que genera un desequilibrio y moviliza a la naturaleza y a las personas a buscar un nuevo equilibrio. Lo importante es tener la certeza de que somos capaces de resolver todos los problemas o vacíos que se presenten en la vida.

Si no existiera el vacío afectivo, social, moral, espiritual, etc. las personas se volverían perezosas y no lucharían por nada. El vacío produce una sensación de angustia que obliga a reaccionar para encontrar el equilibrio.

Como la vida es un proceso de evolución que nunca termina; siempre existirá la sensación de vacío y la necesidad de luchar para llenar el vacío. El vacío puede ser físico, económico, afectivo, existencial, social, espiritual, etc.

La vida es movimiento. La inercia es muerte. Todo se mueve generando vibraciones. Existen elementos que se mueven a gran velocidad, como la luz; otros movimientos son lentos como el desplazamiento de las capas tectónicas. Hay movimientos inmensos, como la expansión del universo; otros movimientos son microscópicos, como los que se producen en el átomo o en los microbios.

Cómo aplicar la Ley del Vacío en la vida humana

La Ley del Vacío es una invitación a vivir en actitud de renovación permanente, eliminando las ideas, sentimientos, rutinas, hábitos, relacines y cosas que carecen de utilidad y se convierten en un peso muerto que nos impide evolucionar.

Hay personas que sufren el síndrome de Diógenes, también conocido como síndrome de la urraca, las cuales tienden a acumular grandes cantidades de basura. Algunas personas llegan a tal extremo que no pueden moverse en su casa porque está abarrotada de objetos inútiles. Así está la mente de muchas personas.

La Ley del Vacío es un llamado a ser selectivos en todos los aspectos, a no llenar la mente de información basura, de necesidades creadas y de cosas superfluas que se convierten en un obstáculo que nos impide ser fluidos y eficaces.

Es un llamado a establecer prioridades y a centrarse en lo importante.

Es un llamado a administrar el tiempo de forma inteligente y a vivir la vida con intensidad, pero sin prisa y sin angustia.

Es un llamado a llenar los vacíos importantes de la vida y a vivir en paz consigo mismo, con la gente y con Dios.

Es un llamado a controlar las emociones y a no dejar que se instalen en el corazón el temor, la envidia, el odio, ni la frustración, porque, entonces no habrá espacio para el amor, la amistad, la alegría y la paz.

Es un llamado a prever y planificar las cosas para evitar el vacío del fracaso.

Es un llamado a crecer con armonía y equilibrio, tratando de ser la mejor persona que puedas ser.

Es un llamado a entender que existen leyes que rigen las cosas y que, el conocimiento y cumplimiento de las mismas es la única forma de crecer, triunfar y ser feliz.

Es un llamado a rejuvenecer cada día en ideas y sentimientos. Vivimos en una sociedad pragmática y automatizada que está perdiendo conciencia, sensibilidad y alegría de vivir.

Es un llamado a utilizar un lenguaje espontáneo y creativo, frente al lenguaje enlatado , carente de la frescura, que utilizan la mayoría de las personas

Es un llamado a vaciarse de egoísmo, envidia, ambición, y de tantas cosas materiales que llenan el corazón y la mente de la mayoría de las personas, con lo cual no les queda espacio para las cosas esenciales de la vida, como la paz y la alegría de vivir.

Es un llamado a comprender, perdonar y olvidar con el fin de dejar el espíritu libre para que pueda atraer hacia sí todo lo bueno.

La Ley del Vacío aplicada a la lectura y al estudio enseña a extraer únicamente lo esencial, a simplificar, a reducir las cosas a su mínima expresión, a grabar en la mente sólo ideas de primer nivel. Quienes no son capaces de simplificar las cosas, están condenados a cargar con mucha basura mental que, al final, no sirve para resolver las cosas.

Imagina que la vida fuera recoger billetes. Las personas ignorantes recogerían billetes de un dólar, porque su capacidad no les da para más, pero las personas inteligentes recogerían billetes de cien dólares. Al final del día, todos habrían trabajado lo mismo, pero los más inteligentes habrían ganado cien veces más que los ignorantes.

Aplica esta idea a tu vida y llena tus vacíos de cosas que valgan la pena.

La Ley del Vacío nos invita a ser conformes, pero a no darnos nunca por satisfechos, a mantener el espíritu de superación y a buscar la perfección.

Las personas necesitan llenar con cosas el vacío de autoestima, de afecto y de seguridad. Cuanto más evolucionadas están las personas necesitan menos cosas y más desarrollo.

No llenes tu vida de cosas ni tu mente de necesidades; porque serás esclavo de las cosas y tendrás dificultad para valorarte como persona.

– See more at: http://www.superaprendizajealfa.com/editoriales/701_ley_del_vacio.php#sthash.U2hudtY1.dpufmano-luz-e1458021439118

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *