¿ QUIENES SON LOS GUÍAS ESPIRITUALES ?

LOS GUÍAS ESPIRITUALES
Cuando nuestro Cuerpo Físico fallece, nuestro Espíritu pasa a la dimensión espiritual, llamado Mundo Astral, compuesto en diferentes estratos donde se agrupan los espíritus según el nivel de su Evolución.
Allí como aquí en el Mundo Físico, seguimos aprendiendo con otras Almas más evolucionadas que nos enseñan la expansión de la Conciencia y el Ser, para seguir nuestro proceso evolutivo.
También se realizan trabajos de ayuda y apoyo a Espíritus de evolución inferior, por eso hay Espíritus que desean bajar a la Tierra para ayudarnos a nosotros, las personas encarnadas, con cuerpo físico. Este trabajo lo realizan encantados, ya que al ayudarnos a nuestra evolución, ellos mismos suben en la escala evolutiva espiritual.
 
Alrededor nuestro disponemos entorno de 3 a 5 Guías Espirituales, de los cuales uno es el principal tutor nuestro, y el resto se ocupan de facetas concretas de nuestra vida, como por ejemplo:
 
-El que ayuda en la vida familiar
-El que lo hace en la vida laboral y económica
-El que nos ayuda a desarrollar nuestra creatividad
-El que vela por nuestro estado de ánimo…etc
 
Los Guías suelen ser Espíritus de diferentes época y condición, que vivieron en la Tierra, ya que conocen bien la actividad humana, sus emociones y sentimientos. Ellos nos acompañan y nos alientan a evolucionar, pero en su labor, respetan al máximo la Ley de nuestro Libre Albedrío.
Cuando los reconocemos y les pedimos ayuda y apoyo con nuestros Pensamientos y Oraciones, ellos pueden participar de manera más activa en nuestra evolución terrestre, pero si renegamos e ignoramos su existencia, ellos se mantienen al margen y nos dejan hacer con respeto, por eso es muy importante tenerlos presentes para que puedan brindarnos la mejor ayuda posible.
 
A medida que vamos progresando en nuestra vida, los Guías también van cambiando, adecuándose a nuestras nuevas necesidades, atraemos también a los Guías en función de nuestra “vibración”, por eso también es muy importante realizar el Trabajo Interior para facilitar nuestro progreso.
 
También se dan casos que, independientemente de nuestros Guías asignados por el Universo, podemos atraer otros Espíritus a Seres, por ejemplo:
 
-Familiares con los que teníamos afinidad o conexión emocional
-Personas de vidas anteriores con las que tenemos lazos sin disolver
-Espíritus o Energías Parásitas que por afinidad a nuestra vibración, nos acompañan para obtener parte de nuestra energía para su propio beneficio.
 
En estos casos, hay Espíritus que están con nosotros con buena intención y otros no tanto, en todos los casos, nuestros Guías se mantienen al margen, ya que es nuestra Responsabilidad la adhesión de dichas Entidades. Lo más recomendable es liberarse de este tipo de compañía, ya que a veces, entorpecen, manipulan y desorientan nuestra Mente, cosa que un verdadero Guía Espiritual no hará.
 
Por encima de todo esto, cada Ser Humano tiene un Ser Superior, que algunas personas y culturas denominan como “Ángel Guardián”, “Arcángel”, “Virgen” o “Santo” (pueden adoptar cualquier forma) que no ha sido Humano, que rige toda la vida de la persona, procurando cuidar y proteger nuestra vida en la Tierra. Estás Entidades, suelen llevar grandes grupos de personas a su cargo, así como Comunidades, Pueblos, Ciudades, Países….etc
 
El Universo nunca nos deja desamparados, siempre contamos con ayuda y protección, pero para que sea lo más efectiva posible, debemos Pensar y Orar con ellos, reconocerlos para que participen de nuestra vida, y realizar nuestra parte de la labor, el Trabajo Interior, que nos va a reportar toda la dicha, el gozo y la felicidad de nuestra maravillosa experiencia en la Tierra como Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *