¿Son las almas de los bebés, las que nos eligen como sus padres?

Teorías o no, es un buen punto de profunda reflexión, ya que, de creer en ello, todos deberíamos hacer hasta lo imposible para que cada bebé llegue al mejor lugar y con las mejores personas al momento de nacer…

Mucho se dice que los bebés eligen a sus padres antes de nacer, es decir; que el alma del bebé de alguna manera escoge a su madre como canal para llegar al mundo, en otros textos se habla de que el alma del bebé entre en el cuerpo del mismo en cierto momento durante el embarazo…La verdad es que no hay una ciencia exacta detrás de esto, ya que la ciencia sólo estudia lo empíricamente demostrable y es muy poco lo que la ciencia puede aportar con respecto al tema.

Si no existiera un alma que nos diferenciara de los demás, todos los nacidos y criados bajo un mismo techo, deberíamos pensar de la misma manera, comportarnos iguales, y actuar con al menos mucha similitud. Sin embargo, hay hermanos que no parecen venir del mismo lado.

El psicólogo James Hillaman explica que si bien nuestra cultura tiene la noción de la genética y la influencia de la naturaleza, “estas teorías no nos hablan a la individualidad y a la unicidad que sientes que eres tú”. Otras culturas tienen un mito fundacional que debemos reconsiderar, como por ejemplo el Mito de Er que expone Platón en La República: “El mito dice que el alma elige sus padres particulares, y así son parte de tu destino, ya sea que experimentes una carencia paternal, padres solteros, adoptivos o lo que sea… En el mundo actual llenamos a los padres de un gran peso, como si fueran dueños y totalmente responsables del destino total de sus hijos… Este otro mito sugiere que tú tienes tu propio destino y que los padres tiene la tarea de proveer el lugar en el mundo en el que puedes enraizarte en la vida y hacer más fácil que crezcas”.

Ya sea que las coordenadas de la reencarnación hayan sido elegidas por la voluntad del alma o hayan sido computadas por el cosmos conforme a la ley de la necesidad o del karma, de cualquier manera el resultado –la encarnación particular en un cuerpo determinado en el seno una familia determinada– es exactamente lo que merecemos y necesitamos, según la teoría de la reencarnación en diversas las culturas. Es decir, la vida que tenemos es la oportunidad perfecta para crecer. La reencarnación supone una teoría de la evolución espiritual –una teoría de la evolución más completa puesto que incluye los aspectos morales y espirituales de la existencia. De esta forma cada encarnación es la continuidad de nuestro esfuerzo evolutivo, de nuestra estancia en una escuela metafísica de aprendizaje, de autoconocimiento, de amaestramiento del vehículo del cuerpo en servicio del espíritu.

Este es un texto de Elizabeth Clare Prophet, ella en sus libros muestra una visión de las almas que vienen.

 
¿Puede un alma estar cerca de los padres, incluso antes de la concepción? ¿Cuándo el alma puede conectar al cuerpo del bebé?
 
– Sí, el alma puede estar cerca de los padres antes de la concepción y, a veces años antes.
 
Una madre describe sentir “un alma rondando cerca,” la sensación es como cuando estás en una habitación y sientes que alguien acaba de entrar en la habitación. Lluego te das la vuelta y ves a la persona… es como una sensación física presionando que sabemos que es una parte de ti! “
 
Durante el embarazo, desde el momento de la concepción, el alma del niño es un participante activo en la formación del cuerpo que va a habitar para cumplir su misión en la vida.
 
El niño en el vientre de la conciencia y su alma que ya es una parte de ese Cuerpo, tiene conciencia de su madre y su padre. Espera con interés el nacer y el cumplimiento de su misión en la vida. El alma está en el cuerpo del bebé durante la gestación y, aunque se puede ir y venir, está íntimamente conectada con el cuerpo en desarrollo. La integración del alma con el cuerpo en desarrollo es un proceso complejo.
 
Cuando entendemos la continuidad del alma, el bebé en el vientre es un alma madura teniendo pensamientos complejos y sentimientos profundos. Sólo el cuerpo no está desarrollado. Es una casa nueva que el alma entra y se integran durante el período de la concepción hasta el nacimiento.
 
El alma comienza a tejer a sí misma como parte de la estructura del cuerpo en el útero, un alma única, un ADN único, un potencial único.
“La presencia dominante del alma es magnífico para la vista. Y para mí, la parte más especial de embarazo es la comunión con el alma por la cual el templo del cuerpo se está preparando ” Prophet
El proceso de integración del alma con el cuerpo y el alma con el Ser Superior continúa después del nacimiento. La integración del alma con el cuerpo y el alma con el Ser Superior se produce desde el momento de la concepción y continúa durante la edad adulta.

Parto espiritual: ¿Qué sucede con el alma en el parto?

 
En el momento del nacimiento (la sincronización es parte integral de la misión del alma), el alma viene por la vía del parto espiritual, que es como un gran embudo. Puedes pensar en este canal de parto espiritual como una espiral descendente de Dios. Llega hasta el lugar donde se prepara la llegada del cuerpo físico del bebé.
“Prophet relata una historia acerca de su difunto esposo Mark Prophet, quien le dijo que se acordó de su nacimiento, que era el día de Nochebuena de 1918. Recordó que venía al pequeño pueblo donde su madre estaba de parto y viendo a su padre cruzar el puente para ir a casa para estar con ella. Recordó que bajaba en un vórtice de luz y realmente entraba en su cuerpo físico.”
El alma está totalmente integrada con el cuerpo en el momento del nacimiento, y una cortina de olvido se dibuja sobre el cuerpo de la memoria del alma en ese momento. El alma entonces ya no tiene la memoria llena de su preexistencia en el mundo celestial o en vidas pasadas.
 
El alma tiene este enorme potencial de la individualidad y el impulso de todo el cuerpo causal, de sus vidas anteriores, de los logros y los malos usos de la energía. En virtud de ese poder superior, el alma no tiene que recordar, el don de la página blanca y limpia se crea una nueva oportunidad.
 
Cuando el niño sale y el cordón umbilical no se corta, el bebé puede ser colocado sobre el vientre de la madre, y  puede ser alimentado con el pecho mientras el cordón está todavía unido. Durante estos momentos el niño está haciendo el ajuste de haber sido alimentado y haber vivido fuera de la llama trina de la madre durante el período de nueve meses.
 
En este preciso momento del nacimiento, cuando el niño respira el aliento de la vida, el bebé la triple llama se encendió. Ahora, su corazón está latiendo no como una filial del corazón de su madre. Sino de su propio latido, del corazón conectado por el cordón de cristal a la Presencia YO SOY. A partir de entonces hay ciclos de la plenitud del niño con una Luz cada vez mayor y una mayor Conciencia.

Fuente: http://escuchandoelalma.blogspot.mx

almas, bebes, reencarnacion, espiritu, niños, padres, madre, nacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *